Volver a confiar

Imagen

Ayer pensaba sobre volver a confiar. Caso muy simple; mi madre compró leña, y siempre tiene el mismo problema, el que troza la leña anda curao y por ese motivo se compromete a venir, llega a trabajar, pero da no sé qué tenerlo en ese estado trabajando, le puede suceder cualquier cosa. Esa es nuestra política. En cambio la de él, curao troza mejor la leña. Desde que comenzó a pasar esto, tomé cartas en el asunto. Me conseguí con un amigo, un referente de persona que pudiera venir a trozar la leña.  Es así como llegamos a donde don Luis, una persona responsable, siempre que lo llamamos, él tiene la amabilidad de venir.

Ayer mi madre hizo otro pedido de leña a casa, por lo que le dije “mamá, ¿llamaste a don Luis para que troce la leña?” ella me dijo, “no, no te preocupes, yo me encargo de eso”. A la tarde de ese día, estaba nuevamente el tipo que siempre llegaba curado. Entonces me pregunté ¿qué pasa, por qué nuevamente este tipo, que causa problemas, que siempre llega curado, que tiene una política malversa, que le gritaba cosas curado a don Luis mientras hacía su trabajo, ahora lo llaman nuevamente.

Este es tiempo de política, pensé también ¿qué pasa cuando un político te ha defraudado tantas veces, se compromete a trabajar por ti, pero cuando lo necesitas está embriagado en sus cosas que no tiene tiempo ni está en estado para atender nuestros requerimientos.

La sociedad, estamos infestados de eso, cuando alguien no ha cumplido su parte, lo más posible es que ya no contemos con esa persona; la desechamos porque ya no sirve. Mi mamá me dio un gran ejemplo; retomar las confianzas en las personas que nadie da nada por ellos. Con esto no quiero decir que tengamos que votar por Bachelet. Pero sí retomar la confianza en la política, pues ésta, aunque nos engaña muchas veces, tiene la capacidad de ir en ayuda nuestra. Quizá ahora lo que pasará a nivel político tiene que ver con esto último. En un tiempo castigamos a la izquierda por no cumplir con los requerimientos, castigándola, poniendo a otro al mando del país. Ahora resulta que quieren retomar el gobierno anterior. A ese respecto, creo necesario mencionar que su tiempo ha pasado y la confianza se ha deteriorado. En este caso no estamos hablando de trozar leña, estamos hablando de las familias que se levantan todos los días temprano a trabajar, de los que viven con el salario mínimo, de los que trabajan en la calle para darle mejor calidad de vida a su familia. De esas personas hablamos, y cuando se trata de algo tan delicado, no vale la pena volver a confiar. Sería derrochar confianza. No tomemos a la ligera esto. La política es de todos, y si en un momento hablamos de retomar confianza, que esta confianza sea puesta en la confianza de quien lo hará mejor, quien lo hará con responsabilidad y esmero en su labor política; pues más que política, debería ser todo un apostolado, no buscando el propio bien, sino el bien de la gran mayoría. En esta causa resulta plausible retomar la confianza en la política. Toda voluntad que busque el bien mayor y el mal menor es una política de interés. La política de la equidad es un bien para algunos y mal para otros. Entonces tenemos el ejemplo contrario. Nosotros optemos por la equidad y no por el mal menor. La política quiere crecer, solo falta que retomemos la confianza, pues ya que no podemos dibujar la política solo nos queda pronunciarla con una simple rayita. Y para mi, esta se puede dibujar solo con la derecha. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s