La iglesia, la moral y la crisis espiritual

Imagen

Ayer 13 de octubre, fui a misa de 19:30 hrs y el sacerdote del momento ponía en cuestión la siguiente afirmación.

Los jóvenes no quieren ni tienen ganas de identificarse con la política, ni con la religión, ni con ninguna cuestión que hable de ellas”.

Lo que entendí de esto es que el diagnóstico de la problemática es una profunda crisis espiritual. Andan en busca de respuestas, pero solo encuentran preguntas. Es así como llegan muchas veces a sectas tan atroces como los antares de la luz, que tanta conmoción causó en Chile hace tan solo 3 meses atrás, cosa que también mencionó el sacerdote.

El diagnóstico del presbítero según mi parecer no está tan lejos de lo real, si estoy en desacuerdo con las causas que gatillas esta crisis que según él están en los jóvenes o en las nuevas generaciones. La pregunta debería ser, por qué estas generaciones confían menos en las generaciones adultas. Pablo Neruda decía; no le enseñen política a los jóvenes, porque puede que en el futuro salgan a protestar.

Personalmente, creo que hay una crisis espiritual, pero en la mayoría de los casos, las personas buscan otros lugares fuera de la Iglesia porque en ella no se encuentra lo que debería haber.

La respuesta de la iglesia o de Cristo no es suficiente para satisfacer las esperanzas de los jóvenes; en esencia si lo es, pero aún no ha habido un método apropiado para este fin tan deseable. Actualmente, esas esperanzas, no solo no las satisfacen, sino que además las decepcionan y las alejan, tan solo porque la política y la religión más que brindarnos respuestas, solo nos da corrupción, decepción. En el lugar donde menos esperamos encontrar estos adjetivos, los encontramos. Cosa tan terrible, pues si en un tiempo política y religión, política y corrupción, corrupción y religión eran antónimos ahora resultan ser sinónimos.

Entonces, lo que el cura decía en la misa, por un lado está en lo cierto del diagnostico de la crisis espiritual, pero no del todo sobre los motivos de por qué esta crisis, pues no es culpa de las nuevas generaciones que esto suceda, sino más bien, la misma política, la misma religión gatillan esta falta de esperanza y crisis espiritual. Es fuerte darnos cuenta de esto, pues el trabajo de la iglesia es lo contrario, debería dar respuestas, sin embargo no los da porque está preocupada de cosas totalmente distintas. La fe y lo espiritual no solo tiene que ver con Dios, tiene que ver con la familia, con el trabajo, con la música, con el universo, con nuestro planeta, en definitiva con lo que nos hace felices, y la iglesia sigue pensando que la religion es solo la moral que debe guardarse.

La iglesia se ha preocupado de dar un discurso moral y nada más que eso. Los malos ejemplos de muchos sacerdotes que buscan ser reconocidos más que mostrar a quien deben mostrar; paradójicamente al sin rostro, Cristo, deforme por nosotros, entrega su vida por amor.

La verdad en este sentido, no necesita ser argumentada. Solo necesita mostrarse. Entonces, el esfuerzo que deberíamos hacer es en dar a luz esa verdad, cómo el método socrático llamado mayéutica, qué significa a través de preguntas y respuestas dar a luz la verdad, y esta verdad es convincente en sí misma, ya no necesita ser argumentada, pues con solo verla ya es suficiente.

El padre Hurtado hablaba de qué haría Cristo en mi lugar. La verdad es que todo el día estaríamos dirigidos hacia afuera. Él, no solo fue un buen ejemplo, también es nuestro modelo perfecto de persona. El concilio Vaticano II, en la Gaudium et Spes dice en el número 22, el nuevo Adán, que restituye la comunicación con Dios. La pregunta que surge es, cuántas veces al día somos nuevos Adanes, o cuantas hemos dejado de serlo. La esperanza es llegar a vivir en armonía con todos, a cada uno le llega su momento en que se mira a sí mismo y te puedes cobrar todas las veces que no hiciste lo que debías hacer. Lo bueno, es que siempre podemos volver a decidir. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s