Presentación de Teatro en la OVEJAUS

Imagen

Paraíso semi perdido Alejandro Sieveking

Invitamos a la comunidad a presenciar la obra de teatro de Alejandro Sieveking, “Paraiso semi perdido”. Ésta, se realizará en la casa de OVEJA VERDE, ubicada en Miraflores 690, a media cuadra del paso nivel de victoria,  llamada comúnmente OVEJAUS, el día viernes 29 de noviembre 2013 a las 20:30 hrs en el frontis de la casa. Por lo mismo traiga su cojín, o algo para poner en el suelo y venga a disfrutar del mejor teatro comedia bajo las estrellas, totalmente al aire libre.

¿De qué se trata la obra?

Principalmente saber que esta obra es comedia. Ambientada en el relato creacional de la biblia, el génesis. Dios creando, y recreando las cosas. Dios “Gianina Fusari Bazzi” es vista en la obra como un personaje mandón, tierno, madre y padre a la vez, egocéntrico y preocupado de cuidar lo incomprensible de una orden como es “no comer la manzana”; esta manzana representa la obediencia incomprensible. Y así, la visión tradicional que tenemos de un Ángel “Carlos Contreras Sandoval”, cambia absolutamente. El sometimiento es lo único que se conserva de los ángeles, pero la inocencia sobrepasa los límites de nuestra sociedad, al punto de hacernos reír de tanta absurda inocencia. El diablo “Alexis Prato” es alguien elegante, convincente, cuestionador y carismático en todo sentido. En un minuto se transforma en serpiente y está al lado de Eva “Tatiana Maldonado” convenciéndola que coma la manzana. El diablo hace reír con todo, incluso con su voluntad básica; solo quiere que coman la manzana. Su felicidad está en engañar y en que coman la manzana. Eva, una mujer liberal, inocente, muy mimada. Todo lo que quiere, se lo pide a Adán “Carlos Suazo Escobar”, y éste se lo da. Una relación que se llena de discusiones solo por la voluntad de Eva de comer la manzana. Tiene un embarazo, algo que ni siquiera sabe qué es. Mientras el diablo se ríe de su falsa inocencia. Adán, alguien conservador, inocente, ciego porque cree todo lo que está propuesto desde el principio. Solo cuida que todo eso se cumpla. La obra es muy divertida, los cambios y estados de ánimo de los personajes chocan con los prejuicios que tenemos de la historia del paraíso original lo que hace que todo el conjunto del elenco nos haga reír en todo momento.

La invitación está hecha, solo faltan ganas de pasar un rato agradable. El teatro anima, el teatro da vida, el teatro nos hace sentir, y por sobre todo nos hace compartir. Esta obra no tiene costo alguno para el que nos visita, solo traer un juguete o donación voluntaria. Los juguetes que se recauden se destinarán para los niños en navidad y las donaciones para el grupo que presenta. Muchas gracias.

Carlos Suazo Escobar 

Aquí y ahora

Imagen

notas de Vilcún… experiencia vivida.

Quisiera compartir una experiencia, que tuvimos junto a un grupo de amigos oveja verde, en la comuna de Vilcún a 40 minutos de Temuco, hacia la cordillera. Esta experiencia tiene que ver con el taller que dictó un psicólogo, Polo Morandé, de orientación humanista transpersonal; esta tradición reconoce la orientación espiritual. Cuando contactan estas áreas, reconocen y le encuentran sentido a tener problemas, hay una perspectiva mucho más amplia de la existencia. La psicología humanista surgió en los años 60, que se abrió a las tradiciones que llegaban de oriente. Una de las cosas a las que se abrió es ala meditación.

Comenzó el círculo reflexión. Claudio, una especie de místico joven, ofrece en un plato y una copa ofrendas a la madre tierra. Con una ofrenda de acción de gracias a la madre tierra, todos tomados de las manos, nos sentamos a orar y dar gracias por estar ahí juntos, compartiendo experiencias y por compartir el presente, el aquí y el ahora. Luego de la ofrenda, de quemar incienso y de eliminar las malas vibras y ahuyentar todo lo negativo. Luego de eso, comenzamos con el tema sobre la meditación en las distintas tradiciones.

La meditación es una actitud, es una forma de estar, que sucede a nivel interior. Lo puedes practicar haciendo cosas simples. La meditación lo que plantea es traernos al aquí y al ahora. La cultura de ahora nos hace ver el pasado y cuidarnos que en el futuro no nos suceda lo que nos dolió. Meditar es estar entonces plenamente presente. Meditación no quiere decir relajación, puede que en ocasiones, cuando medites te tenses.  Lo que la meditación lo que busca es trabajar la conciencia, encender tu luz, y preguntarte qué está pasando aquí, quien soy yo, entonces el aquí y el ahora. Todo está centrado en la experiencia que estoy teniendo. La experiencia que estás teniendo en este momento. Los budistas dicen y usan la palabra “ecuanimidad”, es decir, observo lo que está pasando sin buscar nada pero a la vez sin rechazar nada. Algunas tradiciones de la india, hablan del karma, como ciclo en el que estamos metidos y que algún día saldremos. El karma es perseguir determinadas cosas, y rechazar otras. No hay cambio, no hay algo fresco en tu vida.

Ecuanimidad,  es ver la experiencia en curso, se puede sentir  incomodidad psíquica, incomodidad física, pero lo importante es ver aquello que está aconteciendo, lo sientas, lo observes. Simplemente lo observa, no lo rechaza, permite que esté. Abre su mente, su espíritu, su alma para que aquello que está aconteciendo, lo captes, lo observes, con curiosidad, una especie de investigación científica; qué es esto, qué está pasando, cuál es el sentido de esto. Lo observo, lo contemplo, sin buscar nada, sin rechazar nada. Solo observo.

Habitualmente, desde el punto de vista psicológico nosotros no hacemos eso. Nosotros psicológicamente estamos anhelando cosas, por un lado, y evitando otras. Ese es el karma. Perseguir determinadas cosas, y rechazar otras, y eso nos hace estar en una especie de siglo repetitivo y que más o menos el mismo de siempre, no hay experiencia nueva, no hay algo fresco en tu vida.

En resumen, lo importante es entender que hay visiones comunes de las tradiciones de meditación, y uno de esos principios comunes, es estar aquí y ahora, presentes, plenamente presentes, con lo que está ocurriendo, ejemplo el ruido a mi alrededor, o simplemente sentir mi espalda, mi cuello, si hay o no dolor, hacerlo presente, no busco nada ni rechazo nada. No busco iluminarme, no busco tener una experiencia mistica de elevarnos al cielo, o ver cosas extrañas, simplemente vivir el momento, el aquí y ahora. No busco una experiencia trascendental. Los budistas zen, en el Japón, no tienen que ocurrir nada especial, solamente tienes que estar presente. No hay nada más, esto es lo que es, no hay tierra de budas, esto es. Estar aquí, en algún momento vas a captar de qué se trata. Estado del que hablan ellos, el nirvana, el despertar, ocurre aquí, en tu vida cotidiana.

Meditación estilo occidental.

Podemos hacer el siguiente ejercicio. Meditar se puede hacer habitualmente sentado, con los pies cruzados, meditar también se puede hacer acostado, pero ahí luchamos con no quedarnos dormidos y la meditación precisamente busca despertar.

Entonces, donde estés, busca estar cómodo, meditar sentado, lo importante es que la espalda esté lo más derecha posible. Esto tiene un aspecto paradójico; la espalda tiene que estar lo más derecha posible, pero a la vez debe estar lo más relajada posible.

Otra buena idea, es pensar que en la coronilla, hay una especie de hilo invisible del que colgamos que alza tu cabeza y puedes cerrar tus ojos. Hay algunas tradiciones en meditación que meditan con los ojos abiertos, tu ve qué te acomodo más. Cuando uno tiene los ojos abiertos, uno pone la vista a un metro más o menos frente a ti, en el suelo. No miras nada, sino que como que depositas simplemente la vista en ese lugar. Siente cómo la fuerza de gravedad te atrae hacia la tierra, hacia el suelo, por estar sentado, esa sensación del cuerpo, la fuerza de gravedad la vamos a sentir más intensamente en la pelvis, en las piernas. Siente y deja que tu cuerpo pese hacia la tierra y al mismo tiempo date cuenta cómo la tierra sostiene tu cuerpo, sin buscar nada, ni rechazar nada. Entonces busca estas dos cosas; que tu cuerpo pese hacia el suelo, hacia la tierra y al mismo tiempo deja que la tierra te sostenga.

Anda tomando conciencia con tu cuerpo, con tus sensaciones corporales, y como les decía, la idea es captar la experiencia que estás teniendo en este momento; los diversos sonidos que escuchamos, el canto de los pájaros si estamos en la naturaleza. También se llama contemplación. Si tienes los parpados cerrados, tras los párpados cerrados vemos que se forman algunas imágenes, hay distintas temperaturas, en distintas partes del cuerpo. Hay algo que siempre está en funcionamiento en la meditación es la mente, la mente parlanchina que habla, habla y no se calla. En lo referente a tu mente, deja que esté como quiera estar. No intentes nada, como dejarla en blanco, ni evitar ni provocar que surjan pensamientos. Solamente déjala que esté como quiera estar. Tu solamente entabla una cierta distancia con tu mente, solamente es un fenómeno más, como el viento que pasa, la briza, la sensación del peso corporal, alguna incomodidad que puedas sentir y tú estás ahí; observando.

En la meditación, distintas tradiciones también un observan la  respiración, pero sin modificarla. Tal como está ocurriendo. Hay un punto donde podemos observar en la parte alta  del vientre que sube y baja, sube al inhalar, y desciende al exhalar y vamos a usar este puto como una especie de centro de nuestra atención, que nos va a recordar qué estamos haciendo. La sensación de la respiración en el vientre que asciende y desciende, haciendo un recordatorio de qué estamos haciendo. Qué estamos haciendo, qué está ocurriendo aquí, cual es el sentido de esto. Qué s esto, qué está ocurriendo.  Con una actitud de curiosidad, frete a esta experiencia que estás teniendo en este momento. Si hay incomodidad física, psicológica, concédele una espacio, permitirle que ocupe una porción de tu experiencia, son buscar nada ni rechazar nada. Aquí y ahora, plena-presencia mental. Observando, escuchando, sintiendo. Y aún teniendo nuestros sentidos abiertos a los fenómenos que acontecen a nuestro alrededor, o a distintos fenómenos que captamos, sentimos nuestra respiración como centro de atención, que no está recordando qué estamos haciendo, qué es esto, cómo es esto, qué está ocurriendo aquí.

Lo puedes llevar a tu vida, y experimentar haciendo el ejercicio donde más te acomode. saludos

Om Mani Padme Hum

Imagen

Om mani padme hum (sánscrito ॐ मणि पद्मे हूँ, oṃ maṇi padme hūṃ) es probablemente el mantra más famoso del budismo, el mantra de seis sílabas del bodhisattva de la compasión, Avalokiteshvara (en sánscrito) o Chenrezig (en tibetano). El mantra se asocia en particular con la representación de cuatro brazos Shadakshari de Avalokiteshvara. Se dice que el Dalái Lama es una reencarnación de Avalokiteshvara, razón por la cual el mantra es particularmente venerado por sus seguidores.

Los mantras son interpretados de varias maneras por sus practicantes, o simplemente como meras secuencias de sonidos cuyos efectos caen fuera de una posible definición estricta. Aunque este mantra en muchas ocasiones se traduce como “la joya en el loto”, en otras se traduciría como “Om la joya en el loto Hum.”

Un practicante podría expandir el significado del mantra, determinando por ejemplo que las seis sílabas representan la purificación de los seis reinos de la existencia

Sílaba Seis Paramitas Purifica Reino Samsárico Colores Símbolo de la Deidad (Desearles) Que nazcan en
Om Meditación / Dicha Orgullo/ego Deva Blanco Sabiduría Reino Perfecto de Potala
Ma Paciencia Envidia / Lujuria por el entretenimiento Asura Verde Compasión Reino Perfecto de Potala
Ni Disciplina Pasión / deseo Humano Amarillo Calidad y actividad del cuerpo, habla y pensamiento Dewachen
Pad Sabiduría Estupidez / prejuicio Animal Azul Ecuanimidad En la presencia del Protector (Chenrezig)
Me Generosidad Pobreza / deseo de poseer Reino de los Pretas Rojo Dicha Reino Perfecto de Potala
Hum Diligencia Agresión / odio Reino Naraka Negro Calidad de Compasión En la presencia del Trono de Loto (de Chenrezig)

 

http://es.wikipedia.org/wiki/Om_mani_padme_hum

http://www.youtube.com/watch?v=FT_J4Cwik-s

El budismo y su doctrina

Imagen

Las ideas reflejadas en las cuatro nobles verdades son parte del budismo. Fueron enunciadas por Siddharta Gautama.

Según el budismo las cuatro nobles verdades son:

  1. Toda existencia es sufrimiento (duḥkha).
  2. El origen del sufrimiento es el anhelo (o deseo, sed, “tanhā“).
  3. El sufrimiento puede extinguirse, extinguiendo su causa.
  4. Para extinguir la causa del sufrimiento, debemos seguir el Noble camino óctuple.

 

 Cosas que te hacen infeliz. Los deseos y el apego a las cosas terrestres. Si no obtienes eso que quieres sufres. Por ejemplo, Quizá en la siguiente vida sea rico, tendré muchas cosas, etc. Una vez más eso crea un sufrimiento ideal. Eso se llama el deseo.

El “síntoma“: La insatisfacción[editar · editar código]

(en pāḷi: Dukkha Ariya Sacca)

Toda existencia es insatisfactoria “Esta es, oh monjes, la noble verdad sobre el sufrimiento. El nacimiento es sufrimiento, la vejez es sufrimiento, la enfermedad es sufrimiento, la muerte es sufrimiento, convivir con lo indeseable es sufrimiento, separarse de lo deseable es sufrimiento, no obtener lo que se desea es sufrimiento. Todo conlleva sufrimiento, la existencia y sus partes son sufrimiento.”

Todo es sufrimiento, nada es felicidad completa, el sufrimiento está siempre presente. La muerte de uno mismo y de los seres queridos es sufrimiento, así como la enfermedad de nuestros seres amados y la propia es sufrimiento, incluso la convivencia con seres amados conlleva sufrimiento. Dukkha (sufrimiento en lengua pali) se refiere a un sentido más amplio de sufrimiento: dolor, tristeza, pena, imperfección, aflicción, impermanencia, insustancialidad…

El “diagnóstico“: La causa del descontento[editar · editar código]

(en pāḷi): Dukkha Samudaya Ariya Sacca):

El sufrimiento proviene del anhelo-aferramiento y la ignorancia “Esta es, oh monjes, la noble verdad sobre el origen del sufrimiento. La ignorancia, el deseo-apego y los cinco venenos son los que producen nuevos renacimientos, los que inclinan al placer y buscan la satisfacción aquí y allá, desanimándonos al no conseguir lo que queríamos. Es el deseo por la existencia, el deseo por la no existencia.”

El sufrimiento surge del deseo o como consecuencia lógica de acciones pasadas “torpes” de elección propia. El motivo para realizar estas acciones, o sea, el origen y porqué del sufrimiento, son las pasiones humanas, expresadas en el budismo con una variedad de fórmulas, como por ejemplo los tres venenos o fuegos: ignorancia, aversión/odio, anhelo/aferramiento. Todo surge de no saber que todas esas acciones llevan al sufrimiento y no conocer la impermanencia e interdependencia de las cosas.

La posible cesación del sufrimiento[editar · editar código]

La prognosis (en pāḷi: Dukkha Nirodha Ariya Sacca):

El sufrimiento puede ser vencido “Esta es, oh monjes, la noble verdad sobre la supresión del sufrimiento. Esta cesación es posible eliminando nuestro deseo, librándose del deseo-apego, abandonarlo para siempre, no dándole acogida en nosotros.”

Para terminar con nuestro sufrimiento hay que embarcarse en un estudio para hallar sus causas y comprobarlas por uno mismo, y después, eliminarlas. Hay que suprimir los cinco venenos y realizar acciones virtuosas, creando karma bueno. Esta noble verdad, en más profundidad, es el vacío, la sabiduría de la vacuidad, la realidad última, el corazón del Dharma.

El camino que lleva al cese del sufrimiento: El óctuple sendero[editar · editar código]

La prescripción (en pāḷi: Dukkha Nirodha Gamini Patipada Ariya Sacca):

Óctuple Noble Sendero “Esta es, oh monjes, la noble verdad sobre el camino que conduce a la supresión del sufrimiento, hacia el Despertar, el nirvana, El camino de las ocho ramas, el sendero óctuple por ejemplo:

  1. Comprensión correcta
  2. Pensamiento correcto
  3. Palabra correcta
  4. Acción correcta
  5. Ocupación correcta
  6. Esfuerzo correcto
  7. Atención correcta
  8. Concentración correcta

Las cuatro nobles verdades contienen casi todas las enseñanzas del Buda y el budismo. Es por donde debería empezar cualquier principiante o interesado en el budismo y la meditación budista.

Las cuatro nobles verdades y duḥkha[editar · editar código]

Tras su despertar, Buda Gautama conoció que la verdad de su experiencia era muy difícil de transmitir a los demás, y durante unas semanas estuvo en tranquila seclusión. Según las escrituras budistas, finalmente pudo ver que existían personas que podrían también alcanzar el Nirvāņa, entonces empezó su actividad como guía para otros.

El primer discurso (Sutta) que dio fue a sus antiguos compañeros de meditación, en lo que se conoce como “La puesta en marcha de la rueda del Dharma” (Dhammacakkappavattana). En este primer discurso, Buda Gautama establece las bases para la comprensión de la realidad del sufrimiento y su cese.

Estas bases se conocen como “Las Cuatro Nobles Verdades”, las cuales constatan la existencia de lo que en el budismo se llama Duḥkha; una angustia de naturaleza existencial.

La vida es imperfecta, la insatisfacción y el sufrimiento existen y son universales. Este es el punto de partida de la práctica budista, representa el sine qua non del budismo. Esta verdad contiene las enseñanzas sobre las Tres Marcas de la Existencia.

  • La causa de duḥkha es tŗşņā (en sánscrito: el deseo, el querer, el anhelo, la sed).

El origen, la causa raíz, de duḥkha es el anhelo, el ansia o la sed (tŗşņā) de cualquier situación o condición placentera. Creemos que algún acto, logro, objeto, persona o entorno propicio nos llevarán a la satisfacción permanente del “yo”, cuando el “yo” en sí no es más que una fabricación impermanente de la mente. Y de ahí que el origen del anhelo sea la ilusión o la ignorancia(avidyā) en la vida samsárica.

Los seres samsáricos no comprenden la manera y forma en la que realmente funciona el karma. Por ejemplo cuando se responsabilizan a factores externos por el malestar en la vida, en vez de a acciones y actitudes personales. Otras veces, por estar lamentándonos y culpándonos por nuestras acciones poco hábiles o torpes pasadas, nos causamos aún más duḥkha en el presente. El sentimiento de culpa causa sufrimiento, cuando lo que deberíamos hacer es cortar la raíz de esa culpa en nuestra conciencia ética para entonces cortar la raíz de los sentimientos negativos como la culpa. Esta verdad contiene la explicación del Surgimiento Condicionado.

  • Existe un cese de duḥkha.

Según el budismo, a través del aprendizaje de la observación de los procesos considerados como ignorantes y alimentados por Los Tres Fuegos, se empieza a crear una base para lograr un cese de los mismos. La forma de escapar de la insatisfactoriedad de la vida es la de enfrentarnos de manera directa a esta condición insatisfactoria. Al enfrentarnos a la realidad, la entendemos como realmente es, sabemos las causas del sufrimiento y como no hacer que surjan. Esta verdad contiene la enseñanza sobre nuestra capacidad de llegar al Nirvana.

El método y la disciplina para eliminar la ignorancia, el anhelo y finalmente dukkha son el camino de la sabiduría, la ética y la meditación, expuesto de manera detallada en el Noble Camino.

Véase también[editar · editar código]

Enlaces externos[editar · editar código]

 

 

tu eres mi maestro

Imagen

Cuántas veces hemos querido hacer prevalecer nuestra propia forma de pensar, nuestro propio estilo. Unas cuántas, imagino, nos hemos equivocado, otras, aún teniendo la razón no nos hemos esforzado en renunciar a lo que pensamos y aceptar simplemente lo que piensa otra persona. Esto puede ser una proyección, pero por sobretodo no es una realidad que a todos nos competa. Unos han nacido menos egocéntricos, otros nos debemos esforzar en renunciar a tal afán, buscando una cuota de esencia diaria, algo que no sea efímero, lo que viene y luego se va.

Entonces hablar de que tu eres mi maestro, habla de que todos tenemos algo que entregar y algo que recibir. Soy partidario de que por sobre todo recibimos muchas cosas diariamente, y pasan de largo porque no estábamos atentos a lo que nos decían o lo que se nos quería comunicar en el momento preciso. Demos solo gracias por vivir el momento, por compartir ni aprisionar a las personas que amamos. Dejemoslas libres,,,, dejemos solo que todo fluya y disfrutemos y demos gracias por vivir y respirar!!! Entreguemos energía en un abrazo, entreguemos buena onda en todo!!! 

y pa´qué?

Imagen

Escribir sobre literatura es algo serio, por lo mismo siempre evito hacer este tipo de cosas. Los críticos están siempre a la vista. Ellos son los que merecen atención de los resultados.

Hace poco he estado indagando en la literatura, motivos uno solo; taller de literatura ovejaus, victoria.

El jueves pasado me llamó profundamente la atención una breve historia más o menos así. Había una vez, un señor que amaba pescar, y estando en plena pesca llega un gringo y le pregunta qué hace. A lo que responde el señor que está pescando. Como usaba hilo, le dice el gringo qué por qué no usa mejor 10 hilos, uno en casa dedo de las manos. Así pesca 10 peces, se come uno y vende los nueve. El señor responde, y pa´qué? El gringo le dice, bueno porque asi con lo que ganes de los 9 peces te compras más cañas de pescar y pescas en vez de 9, 50 peces. A lo que responde el señor .. y pa´qué? El gringo le dice bueno, porque con lo que ganes de los 50 peces, puedes comprar un bote, y ya no usar caña de pescar sino red, entonces ya no pescas 50 peces sino 100 peces. El señor responde más extrañado ,,, y pa´qué? Entonces el gringo le dice porque así con lo que ganes de 100 peces puedes comprar más botes, y poner a trabajar gente y pescar miles de pescados. El señor mucho más extrañado le responde… y pa´qué? A lo que el gringo le dice, bueno porque asi teniendo tanta gente puedes ganar mucha plata y puedes descansar. El señor a su vez le responde… y qué cree que estoy haciendo ahora?.