Dar gracias

23084.l

Una de las motivaciones mayores que a uno se le vienen a la mente cuando alguien escribe en un blog, es que cierta persona necesita de alguna forma comunicar lo que pasa interiormente y en realidad pueden existir varios motivos que salen de la simple presunción objetiva. Es por ello que quisiera aclarar que una de las motivaciones mayores de escribir en este blog es contar simplemente mis experiencias y de alguna forma dar gracias por las experiencias vividas, y poder sentarme a reflexionar frente al teclado, pues cuesta en el día contar con un momento para ello. La mañana es cuando uno tiene las ideas más reposadas, de hecho fuera de este comentario recuerdo que uno de los consejos de mis profesores para estudiar y memorizar mejor era  estudiar un día después de leer la materia; fin del comentario.

Y por qué no escribir, sabemos que uno de los mejores ejercicios para cuidar la ortografía es escribir, y leer, pero creo que mejores ejercicios que este es poder mirar a tu alrededor y decir “vaya, en verdad debo estar agradecido de muchas cosas” y sé que este ejercicio Dios lo bendice con la paz. Pues creo que uno vive irreguardiblemente conectado a una fuerte, a algo que nos supera, pero que por nuestra percepción nos es insondable, nos supera pero a la vez nos llena, como una pieza musical que logramos escucharla, nos traslada a toda una poesía musical, una historia, una trama, a todo un drama, pero que finalmente quedamos con la sensación de haber vivido una linda experiencia, que no sabemos por qué, pues aunque la música es lógica, supera el conjunto a la razón y la hace crecer hacia lo divino. Por qué no dar gracias por eso, como no estar agradecidos de la música. Hay un señor, de origen estadounidense que habla sobre la conexión del hombre hacia lo divino, y habla de que hay momentos en al vida que parece que vivimos esa magia, donde recordamos cada momento, las sensaciones que vivimos como si fueran nuevamente reales pero fuera de tiempo porque ya fueron, o los olores, etc. Todo nos trae recuerdo. Eso es lo mágico por lo que debemos dar gracias. Dar gracias por la vida, y te cambia la perspectiva de la vida. Despertarte en la mañana y la primera palabra que dices es gracias, recordando esa conexión con la divinidad. Creo que hacer eso te cambia el día, te hace vivir de otra forma. Haz el intento aunque sea un dìa y vas a ver que todo cambia, pues tu hiciste que fuera diferente con tan solo un gracias. Y proyectar tu día con ese gracias haciendo buenas cosas por los demás, entregando energías positivas y lo mejor para todos, pues de ti depende hacer el mundo distinto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s