Vivimos dentro de un loco

pinche-loco-alphonse

Vivimos dentro de un loco

La sociedad de ahora en general, comparando con la ideal sociedad de la que escuchamos a nuestros padre o a nuestros abuelos, donde todo era casi perfecto, donde no pasaba nada, con el pasar del tiempo nos queda la duda e indagamos en el pretérito con el afán de convertirnos en los colonizadores de verdades ocultas desde siempre. Es lo que me motiva a ampliar mi mirada e indagar en los diarios, y aparecen muertes, asesinatos, violaciones, abusos de menores, etc, enciendo la tv, son las 8:10 de la mañana y nuevamente el mismo patrón, muertes asesinatos, u otro tipo de tragedia. Con el tiempo el morbo de la gente ya está adecuado a escuchar este tipo de cosas tan terribles, que con más fuerza me lleva a pensar, es que esto solo pasa en este tiempo? Creo que no. Los traumas de la sociedad actual, hijos solos, de padres que abandonan, hijos desorientados, buscando cordura en medio de una sociedad que de eso no conoce mucho. Ya no se habla tanto de amor, sin pensar en el lucro.

El cuerdo en esta sociedad pasa a ser un literal loco. No podemos pensar en ayudar a otro pues siempre debemos cuidar nuestro terreno. Peter Notvic, un sociólogo de EEUU, dice que hay tres tipos de personalidades que caracterizan su sociedad a saber; soteriana, acomodaticia y contradictoria. La soteriana es la que dice que en toda sociedad hay una especie de seudo salvador, finalmente termina siendo aquel que cruelmente da esperanza a la gente pero termina enriqueciendo su patrimonio a costa de la decepción de todos. La acomodaticia es aquella que cree estar bien como está y no es necesario hacer nada para cambiar mi realidad pues estoy muy cómo tal cual estoy. Y la ultima, la personalidad contradictoria, es aquella que contradice lo que la sociedad en general dicta. Y aquí encaja bien el ejemplo del personaje de la historia llamado Jesús, pues para la sociedad de su tiempo había reglas bien definidas como leyes, tanto de comportamiento como de ejecuciones. Tanto fue su personalidad contradictoria, que llegó a morir por lo que él creía que era verdad. Aquí es donde nosotros podemos ver un buen representante de lo que podemos llevar a ser. Ser consecuente con lo que uno piensa pasa a ser casi un loco. La sociedad de ahora es como si vivimos dentro de un loco. Estamos en el mundo de la apariencia. Mostramos mucho pero sentimos poco. Somos casi un loco, una gran obra de teatro. Con el tiempo creo que es necesario liberarse de eso, sentir más y pensar menos en lo que la sociedad espera de ti. Ser buenos y hacer cosas por los demás es suficiente para irte reconstruyendo como persona. Hacer el loco en una sociedad que cada uno tira para su lado, ser honestos, buscar la virtud en todo momento, y la clave es poner a los demás por sobre tuyo, siéntelo y vívelo, porque solo somos un instrumento de los demás aunque hagamos el loco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s