Miedos implantados

temores-sombras

El placer es tan corto, el dolor cuesta sacudirlo

Desde que llegamos a este mundo y que al menos sabemos con consciencia que existimos, desde el más vago recuerdo de infancia, hasta los recuerdos que vamos perpetuando a modo personal como los que compartimos en redes sociales para el mundo.  Estamos todo el tiempo mostrando cuanto gozamos y disfrutando, pero con una cuota de cuidados que nuestros padres nos han impuesto; es lo que llamaremos miedos implantados en nuestra consciencia.

Hasta ahora puede sonar muy técnico todo esto, pero esto se traduce que todas las decisiones que van desde la edad más pequeña hasta la más adulta estan supervisadas por el temor. Cuando somos pequeños, aprender a caminar, querer a gritos ser independiente,  andar en bicicleta, o practicar cualquier deporte, salir de casa con amigos, los consejos de nuestros padres siempre iban acompañados de un ten cuidado!!!!, te puede pasar algo!!!! o te puede pasar tal o cual cosa!!! no te juntes con ellos!!! porque son de tal forma!!! siempre prejuicios que van envolviéndonos en un mundo de inseguridades implantadas que finalmente pueden traducirse como una persona que le cueste tomar decisiones. Porque en definitiva, esa persona, pone sobre la mesa más información de la que debería. A medida que vamos creciendo, tenemos que decidir qué estudiar. No estamos 100% seguros ni sabemos si estamos preparados para vivir esa experiencia y sentimos miedo de quedarnos atrás mientras todos los demás hacen lo que está normado como sociedad. Por eso algunos se pasan estudiando mucho tiempo una carrera después otra, y así se pasa todo.  En qué trabajar, aunque esto último no siempre es una decisión igual es algo impuesto y necesario que nos envuelve en un sistema que nos entrega satisfacciones compensadas en dinero, pero nos roba lo más importante; los mejores años de nuestra vida, donde podemos salir a recorrer y hacer lo que se nos antoje. Ni hablar de perder el trabajo; los miedos afloran. Ni pensar llegar a más adulto soltero o soltera, comienza a ser la crítica de los demás, y comienzan los miedos personales a crecer.

A lo que voy es que todo el tiempo estamos girando en torno a fantasmas invisibles que nos impiden visualizar lo concreto que nos sucede, o que está en nuestro entorno, pues convivimos con ese miedo impuesto desde pequeños que nos impide todo el tiempo ver el millón de posibilidades que se nos pone frente a nosotros de vivir como queramos y donde queramos y con quien queramos. No llegar al final y decir, por qué no hice esto, por qué no me di la molestia de esto otro. Vivir mil pasados y no tener ningún futuro.

Al final ese miedo es superado cuando somos capaces de emprender un viaje a lugares que no nos atrevíamos a ir ni vivir, conocer a gente que no teníamos el coraje de hablarles, experiencias que no queríamos vivir, sobrevivir con pocas cosas y ni extrañar la comodidad; entramos en otra sinfonía.

Es cuando entramos en la sinfonía de vivir de verdad las cosas, sentir la música que nos mueve en nuestro interior, vivir la vida  a concho, sintiendo la existencia con sus placeres pero también con sus dolores. El placer es tan corto, el dolor cuesta sacudirlo. Lamentablemente no podemos estirar el placer como un chicle. Duele crecer, duele defraudarse, duele amar, duele separarse, duele salir del espacio donde sabemos no nos pasa nada, con las cosas de siempre, la gente de siempre, hasta que llega un punto donde no sientes nada nuevo y te gustaría sentirte renovado. Cuesta ver la enseñanza en el dolor.

Es el punto donde tienes que salir de ahí, toma tus cosas más importantes y ábrete a ese nuevo espacio donde tu guías las cosas, donde el miedo fue tu mejor profesor, donde el atreverse es el nuevo motor de partida de tus nuevas experiencias que de ahora en más podrás hacer,,,,

vamos, todo es posible, más aburrido es verlo por la tv.

 

Anuncios

Chispazo de presente

84545589_d27f759cdd_o

Las cosas de la vida, experiencias aprendidas, ideas que mostrar, expectativas de vidas, referencias de personas, un sinfín de ideas y convicciones conviven en nuestra consciencia, que nos animan nos ayudan a vivir cotidianamente.

Hay hechos en la vida que nos marcan para siempre, y soy un convencido de que estas experiencias son decidoras en qué nos vamos a desenvolver en el futuro. Recuerdo una navidad, vivíamos en el campo, y durante ese tiempo compartimos mucho con unos vecinos que vivían a unas cuantas cuadras de casa, pues ese matrimonio tenia la misma cantidad de hijos que componíamos nuestro núcleo familiar. Es así como esa navidad, nuestros amigos no tenían dinero, porque no les habían pagado y obviamente no había ni cena ni regalos. La navidad para los niños es mágica, y todo lo que ocurre ahí es de suma importancia. Pregúntale a un niño por la navidad pasada y te relatarán todo lo que paso ese día. Entonces, ese día nosotros donamos nuestros regalos a ellos, y fuimos y compartimos con ellos, por consejo de nuestros padres. Eso me marcó, porque obviamente me dolió no tener regalo para esa navidad jajajaja pero en realidad eso te marca de que hay q compartir, y te esfuerzas de llegar a todos, sin distinción. Al principio todo es un juego, pero con el paso del tiempo, ese juego va tomando forma, y de a poco te vas convirtiendo en lo que mas te gusta. Esto lo planteo en términos bien puntuales, pues no todos tienen esa suerte o ese esfuerzo de que las cosas les resulten tal como pensaron, problemas, etc que impidieron que se diera el espacio para hacer lo que quieren.

De cualquier forma, las cosas de la vida te llevan a un punto donde estás en el patio de tu casa, o en cualquier lugar, sentado, y te da ese chispazo de presente que te dice, hey, qué haz hecho, cual ha sido tu meta en esta vida, qué te gustaría regalar a la sociedad, a dónde te gustaría viajar, con quien vives y convives tu vida, cuales son tus miedos, tus secretos más profundos, de qué te avergüenzas y todas son respuestas válidas, mientras no se apague el chispazo.

Las cosas de la vida te llevan a un punto donde ya las preguntas ni las respuestas son suficientes, necesitas un poco más de adrenalina en tu cuerpo, necesitas arriesgarte a seguir en el cause que vas surcando, para llegar a ese gran mar donde todo llega pero que pocos peses en el camino pueden ver. Mario Benedetti dice, cuando creíamos tener todas las respuestas de pronto cambiaron las preguntas; tanto es así, que por la mañana creemos fehacientemente que algo es verdad pero por la tarde dejamos de creer eso, todo lo que por la mañana era verdadero por la tarde deja de serlo con respecto a experiencias o hechos, o referencias de personas o de amigos.

Esas cosas de la vida a las que me refiero tienen que ver con lo más propio de cada uno, con aquello que nos quita el sueño, esas cosas por las que nos exigimos más y más cada día, para superar nuestra miseria y poder avanzar un escalón en la esfera de todo.

Vivimos dentro de un loco

pinche-loco-alphonse

Vivimos dentro de un loco

La sociedad de ahora en general, comparando con la ideal sociedad de la que escuchamos a nuestros padre o a nuestros abuelos, donde todo era casi perfecto, donde no pasaba nada, con el pasar del tiempo nos queda la duda e indagamos en el pretérito con el afán de convertirnos en los colonizadores de verdades ocultas desde siempre. Es lo que me motiva a ampliar mi mirada e indagar en los diarios, y aparecen muertes, asesinatos, violaciones, abusos de menores, etc, enciendo la tv, son las 8:10 de la mañana y nuevamente el mismo patrón, muertes asesinatos, u otro tipo de tragedia. Con el tiempo el morbo de la gente ya está adecuado a escuchar este tipo de cosas tan terribles, que con más fuerza me lleva a pensar, es que esto solo pasa en este tiempo? Creo que no. Los traumas de la sociedad actual, hijos solos, de padres que abandonan, hijos desorientados, buscando cordura en medio de una sociedad que de eso no conoce mucho. Ya no se habla tanto de amor, sin pensar en el lucro.

El cuerdo en esta sociedad pasa a ser un literal loco. No podemos pensar en ayudar a otro pues siempre debemos cuidar nuestro terreno. Peter Notvic, un sociólogo de EEUU, dice que hay tres tipos de personalidades que caracterizan su sociedad a saber; soteriana, acomodaticia y contradictoria. La soteriana es la que dice que en toda sociedad hay una especie de seudo salvador, finalmente termina siendo aquel que cruelmente da esperanza a la gente pero termina enriqueciendo su patrimonio a costa de la decepción de todos. La acomodaticia es aquella que cree estar bien como está y no es necesario hacer nada para cambiar mi realidad pues estoy muy cómo tal cual estoy. Y la ultima, la personalidad contradictoria, es aquella que contradice lo que la sociedad en general dicta. Y aquí encaja bien el ejemplo del personaje de la historia llamado Jesús, pues para la sociedad de su tiempo había reglas bien definidas como leyes, tanto de comportamiento como de ejecuciones. Tanto fue su personalidad contradictoria, que llegó a morir por lo que él creía que era verdad. Aquí es donde nosotros podemos ver un buen representante de lo que podemos llevar a ser. Ser consecuente con lo que uno piensa pasa a ser casi un loco. La sociedad de ahora es como si vivimos dentro de un loco. Estamos en el mundo de la apariencia. Mostramos mucho pero sentimos poco. Somos casi un loco, una gran obra de teatro. Con el tiempo creo que es necesario liberarse de eso, sentir más y pensar menos en lo que la sociedad espera de ti. Ser buenos y hacer cosas por los demás es suficiente para irte reconstruyendo como persona. Hacer el loco en una sociedad que cada uno tira para su lado, ser honestos, buscar la virtud en todo momento, y la clave es poner a los demás por sobre tuyo, siéntelo y vívelo, porque solo somos un instrumento de los demás aunque hagamos el loco.

Lo efímero y lo trascendente

Remedios Varo - El flautista

Lo efímero y lo trascendente

Ocasionalmente y me atrevo a decir con toda seguridad que como seres humanos, compuestos de alma y cuerpo, convivimos con dos esferas en la vida que nos hacen sentir que tenemos algo, pero por otro lado, estamos a la espera también de otra realidad. Es así como nos movemos en lo material y lo terrenal, las cosas que poseemos, las cosas que nos ayudan a realizarnos, pero que a la vez pueden ser lugar para perdernos y con ello perder esa otra realidad que aguardamos con anhelo, vivimos en una dicotomía que a ratos nos resulta familiar y otras lo más ajeno y desconocido que podemos vivir.

La oscuridad no siempre es negatividad, y los pensamientos que aclaran nuestra mente y esas oscuridades, tienen que ver con pequeños atisbos de lo que es la experiencia humana. José Saramago comenta en su libro intermitencias de la muerte, que deseamos trascendencia, y esa trascendencia tiene cara de eternidad, pues deseamos como seres humano la eternidad, deseamos vivir para siempre, pero cuando un político nos ofrece precisamente no morir más, comienza el caos, y la irreguardible sensación de que es necesario morir. Tanta es nuestra dicotomía experiencial que estamos que por un lado somos temporales y por otro trascendente. Es difícil comprender esto, pues significa que temporales, tenemos un tiempo, un aquí, un ahora, y podríamos decir también “aún”, pues estamos en el tiempo por lo que somos temporales, pero luego del tiempo no sabemos qué hay y desde la fe esa oscuridad de nuestra vida puede aclararse, pues desde la visión cristiana ese aún, pasaría a ser un hasta siempre de eternidad.

La experiencia de la vida nos da tanta sabiduría, nos entrega tanto conocimiento, solo hay que estar abiertos no a ver sino a mirar. La vista tiene una forma increíble de conocimiento, que necesariamente no podemos cerrar los ojos. Pero no es el único canal por el que conocemos, el tacto, los afectos, conocemos y nos conocemos sobre la marcha. Lo efímero y lo trascendente está a la vista, convive con nosotros y nosotros nos acercamos a ella, tanteando, tocando, abrazando lo que perpetuamos con insistencia.

La admiración de lo que pasa a mi lado, como las sensaciones cambian, como oscilan quitando el aquí y el ahora, llamando al no “quiero más” de lo mismo, pues al parecer no solo nos acercamos y nos alejamos de lo efímero y lo trascendente, sino que estas dos mociones vienen a nosotros, llamándonos desde las ultimidades de la realidad.  Sea como sea, la idea es seguir a pasos agigantados tras lo que queremos hacer de nuestra vida. Ahí radica lo esencial, qué queremos hacer de nuestra vida para que sea calificada con el adjetivo de efímero o trascendente, pues todo lo que nosotros hagamos en esta vida para los demás, trascenderà de un “aùn” hasta la “eternidad”, pues eso enriquece nuestro universo de lo que somos en realidad, seres dispuestos y entregados a otros, no estamos arrojados a este mundo en la soledad, estamos invitados a vivir en “concordia”, y esta palabra es tan importante, pues “concordia” significa compartir el corazón, tener un mismo corazón.

Dejemos lo efímero y lancémonos a lo trascendente, entregando nuestras fuerzas y sudor a los más necesitados de la sociedad. Las obras sociales son un paso significativo por el que logramos acercar la felicidad de los demás hacia si mismas, la tranquilidad, el equilibrio vital.

sueños…zzzz ….sueño con ser….

Sueñosimages

Todos tenemos diversas formas de experimentar y vivir los sueños, tanto es así de diverso que algunos soñamos en colores y otros en blanco y negro. Aunque no hay claridad de por qué sucede eso, tenemos algunas cosas c comunes de las que si podemos aprender.

Soñar, tener sueños, hacer los sueños realidad, son frases que comúnmente escuchamos. En este caso hablaremos de los dos: de los sueños que tenemos de noche y que en algún sentido nos pueden iluminar o vaticinar con respecto a nuestro futuro, y de los sueños que siempre hemos querido para nuestra vida.

Hoy por la mañana, abrí mi Faceboock y en la mente de maravillosa salió un capitulo dedicado a las “almas viejas”.  Y supe con claridad no lo que yo creí con respecto al titulo, pues creí que se debía a que un alma se traspasaba de una vida a otra sino que se refería a que un alma vieja consiste en que algunas personas en diversos grupos no se sienten que calcen, por su forma de pensar y reflexionar. Tienen desarrollado más el sentido de la reflexión meditativa, mas profunda. Son empáticos con los demás y no les cuesta llegar a ponerse en el lugar de los otros. Otra cosa que me llamó la atención es que no están ni ahí con el dinero y les gusta mucho y se sienten felices simplemente ayudando a los demás. Por qué recuerdo esto, pues creo que muchas veces nos entrampamos en la espera de creer que todas las cosas que en la vida podemos llegar a conseguir pasan necesariamente por lo contrario a lo que les pasa a las almas viejas, pues creemos que el éxito tiene que ver con calzar con un grupo determinado, que debe pasar necesariamente por la propia aceptación, otras personas nos reconocen y somos reconocidos o que la felicidad tiene que ver con ganar y ganar dinero, conseguir cosas materiales, que obviamente a todos nos pueden facilitar un poco más la vida, pero en ningún sentido eso material se trasforma en la vida.

Cumplir los sueños en este sentido, tiene que ver con perseguir aquello que queremos, con todas nuestras ganas, configurar nuestro presente para que eso que deseamos en el tiempo se realice. Necesariamente para que eso suceda tenemos que actuar correctamente. No debemos olvidarnos de que junto a nosotros hay muchas personas que están en esa misma parada de seguir sus anhelos y sueños, entonces tenemos que ser correctos, no para esperar lo mismo, pues eso si ocurre será un regalo, sino que nuestro regalo de cualquier forma es haber realizado lo que teníamos que hacer. En otras palabras, lo mínimo que se nos pide es todo lo correctos que pudimos llegar a ser. O si se quiere de otro modo, cumplir los sueños tiene que ver con realizarnos y ver como se realizan los demás.

Con respecto a los sueños que tenemos en estado de reposo, suelen tener alguna carga del presente, o provienen del presente hacia un estado de proyección. Desde la antigüedad y desde la teología los sueños han sido grandes presagiadores de realidades venideras. Ya tenemos el sueño de José, de llevarse a Jesús lejos del lugar de nacimiento, es decir  de Belén, pues por orden del rey Herodes se había mandado ejecutar a todos los primogénitos de Egipto porque se creía que el mesías había nacido. Gracias a este sueño pudo cambiarse una historia que todos sabemos ya como terminó y el sentido profundo de la vida que nos dejó la vida de Jesús, que Dios se haya abajado a la condición humana, siendo uno más de nosotros, sin ventajas. Sin irnos lejos de nuestro tema, también hay realidades conocidas y realidades desconocidas en nuestros sueños, que en el fondo de traduce como todo un sinfín de eventos del inconsciente, y que necesariamente pasa por comprender la simbología de ellos.

Freud hablaba de los sueños de cumplimiento de deseo, que en cada sueño se despliega una cierta potencia o fuerza que nos ilumina para comprender lo que en estado de vigilia acontece. A eso debemos poner atención, pues nos puede dar pistas claras de qué en verdad queremos para nuestra vida. Y sigo con claridad pues a veces la claridad se manifiesta de forma poco clara pero esa es nuestra pega.

La invitación es a que podamos seguir soñando, soñemos, iluminemos nuestra mente con buenos deseos, hermanados con todos, e intentemos ayudar a que otros cumplan sus sueños, pues eso debe ser agua en medio del desierto para nosotros. Ayudar siempre tiene su recompensa, pues nos anima a seguir luchando y realizando lo que todos queremos; vivir unidos todos en un mismo fin.

Dar gracias

23084.l

Una de las motivaciones mayores que a uno se le vienen a la mente cuando alguien escribe en un blog, es que cierta persona necesita de alguna forma comunicar lo que pasa interiormente y en realidad pueden existir varios motivos que salen de la simple presunción objetiva. Es por ello que quisiera aclarar que una de las motivaciones mayores de escribir en este blog es contar simplemente mis experiencias y de alguna forma dar gracias por las experiencias vividas, y poder sentarme a reflexionar frente al teclado, pues cuesta en el día contar con un momento para ello. La mañana es cuando uno tiene las ideas más reposadas, de hecho fuera de este comentario recuerdo que uno de los consejos de mis profesores para estudiar y memorizar mejor era  estudiar un día después de leer la materia; fin del comentario.

Y por qué no escribir, sabemos que uno de los mejores ejercicios para cuidar la ortografía es escribir, y leer, pero creo que mejores ejercicios que este es poder mirar a tu alrededor y decir “vaya, en verdad debo estar agradecido de muchas cosas” y sé que este ejercicio Dios lo bendice con la paz. Pues creo que uno vive irreguardiblemente conectado a una fuerte, a algo que nos supera, pero que por nuestra percepción nos es insondable, nos supera pero a la vez nos llena, como una pieza musical que logramos escucharla, nos traslada a toda una poesía musical, una historia, una trama, a todo un drama, pero que finalmente quedamos con la sensación de haber vivido una linda experiencia, que no sabemos por qué, pues aunque la música es lógica, supera el conjunto a la razón y la hace crecer hacia lo divino. Por qué no dar gracias por eso, como no estar agradecidos de la música. Hay un señor, de origen estadounidense que habla sobre la conexión del hombre hacia lo divino, y habla de que hay momentos en al vida que parece que vivimos esa magia, donde recordamos cada momento, las sensaciones que vivimos como si fueran nuevamente reales pero fuera de tiempo porque ya fueron, o los olores, etc. Todo nos trae recuerdo. Eso es lo mágico por lo que debemos dar gracias. Dar gracias por la vida, y te cambia la perspectiva de la vida. Despertarte en la mañana y la primera palabra que dices es gracias, recordando esa conexión con la divinidad. Creo que hacer eso te cambia el día, te hace vivir de otra forma. Haz el intento aunque sea un dìa y vas a ver que todo cambia, pues tu hiciste que fuera diferente con tan solo un gracias. Y proyectar tu día con ese gracias haciendo buenas cosas por los demás, entregando energías positivas y lo mejor para todos, pues de ti depende hacer el mundo distinto.

Lo rigido de la vida…

image030Lo rígido de la vida, y sus devenires nos inundan y nos bombardean desde todos lados y desde todas las épocas con un sinfín de imposiciones de toda índole, religiosas, formas de vida, formas de comportarnos y hasta de vestir, que al parecer la palabra libertad o revelarse no caben por ningún lado, y ni siquiera se tiene referencia de ellas.

A medida que el tiempo ha ido transcurriendo y las generaciones se han ido limpiando de toda esta carga ideológica y psicológica, se puede decir que ha comenzado a prevalecer el cuestionamiento continuo a modos y estilos de vida que eran considerados éticos y adecuados a todos los tiempos.

Tanto es el fulgor de las generaciones nuevas que ya siendo estudiantes de educación básica y media, se revelan frente a estas cláusulas que la sociedad civil les ofrece, saliendo a las calles a reclamar por lo que les parece justo. No solo en tema educacional pasa esto, también podríamos ver que a nivel de cómo llevamos nuestra sexualidad es muy diferente a como se vivía 10 años atrás, y así si aumentamos a 20 años, aunque en este tiempo se habla más sobre los derechos e igualdad de las personas, aún existe ese tabú sexual por la carga emocional que tiene el seguir un estilo de vida conservador y marcado por la tradición.

Hay una película que se llama valiente, de monitos animados, con una trama súper fuerte y madura que es la de estas generaciones acomodadas en la regla y la tradición existe el ímpetu de romper con lo convencional y llegar a implantar lo que a mi parecer es un acercamiento en su máxima expresión de la felicidad, que tiene que ver con lo que amo y quiero en la vida, donde uno se juega el todo por el todo, contra viento y marea, pelear eso que se nos quiere arrebatar no de las manos sino de la vida misma. Esta niña, valiente, nace en un hogar conservador, y la quieren obligar a casarse con alguien que no quiere para asegurar la posesión de tierras. Valiente solo quiere tirar flechas y ser cazadora, no le interesa nada más que eso. Y lucha por hacer todo lo posible por quebrar con esa tradición.

Parece que con lo dicho, podemos vaticinar donde se quiere llegar. Tenemos que luchar por las cosas que queremos, no importa la tradición. La tradición nos es útil para conocer a nuestros padres, como nacieron y como se desarrollaron y entenderlos.

Las tradiciones de ahora se puede decir que tiene como tradición ser no tradicionalista, donde lo que prevalece como preocupación principal es seguir y conseguir la felicidad, que no tiene que ver con cuanto tenemos, sino cuanto disfrutamos y gozamos en la vida.